marzo 18, 2018

CÓMO ORGANIZAR EL EQUIPAJE PARA UN “VIAJE DE AVENTURA”. Cap I

Ya sois varios los que, en los últimos meses, me habéis pedido consejo acerca de cómo organizar el equipaje para uno de los así denominados “viajes de aventura”. Así que he decidido compartir semana a semana con vosotros algunos trucos que, por supuesto, tienen carácter personal. Como se dice vulgarmente: “cada maestrillo tiene su librillo”. Os voy a decir cómo lo hago yo (para algunos, cargaré demasiado equipaje; para otros, demasiado poco) para que vosotros/as lo adaptéis a vuestras propias necesidades.

Es frecuente (somos españoles) que el equipaje de un viaje se deje para última hora, con el consiguiente estrés del último momento y el riesgo de olvidar cosas, a veces hasta las más obvias: pasaporte, billetes de vuelo…

Primera norma: NUNCA DEJEIS EL EQUIPAJE PARA EL ÚLTIMO DÍA. Los últimos días antes de un viaje deben ser el aperitivo del mismo y, como tal, un relax y un disfrute. Cuánto más ajetreada sea vuestra vida, razón de más para organizarte y llevar un método.

Seguro que llevaré menos equipaje

En mi caso, tengo elaborada una lista, a modo general, la cual adapto un mes antes de la partida a las características concretas del viaje en concreto (duración, calor, frío, acampada, hotel…). Como he dicho, reviso la lista un mes antes de salir, la adapto y selecciono las compras que debo hacer para el mismo.

Quince días antes, reviso de nuevo la lista y hago las compras pertinentes.

A la hora de hacer el equipaje (una semana antes, a expensas de los retoques de última hora), no tengo más que seguir, paso a paso, la lista preestablecida. De esta manera, me ahorro el estrés de los últimos días y aseguro que no  se me olvide nada. El día antes del viaje, el equipaje es la última de mis preocupaciones.

La semana que viene os mostraré mi lista general de equipaje.

RECENT POSTS